BF News | El huracán Fiona se intensifica a categoría 4 a medida que se acerca a las Bermudas

Lea También:  Huracán Fiona dejó un muerto y más de 12.000 desplazados en República Dominicana

Es probable que las ráfagas de viento continúen en partes del sureste de las Bahamas y las islas Turcas y Caicos este miércoles. Fiona podría llegar a las Bermudas —donde se mantiene una alerta de tormenta tropical— en las primeras horas del viernes, con precipitaciones, oleaje y marejadas que seguirán extendiéndose hacia el noroeste de Bahamas y la costa este estadounidense durante uno o dos días

Es probable que las ráfagas de viento continúen en partes del sureste de las Bahamas y las islas Turcas y Caicos este miércoles  

El huracán Fiona se ha fortalecido en las últimas horas hasta alcanzar la categoría 4 (de 5 en la escala Saffir-Simpson) a medida que se aleja de las Islas Turcas y Caicos, en el borde atlántico del Caribe, informó en la madrugada de este miércoles el Centro Nacional de Huracanes de EE. UU.

Fiona se mueve hacia el noroeste a 13 km/h, con vientos máximos sostenidos de hasta 210 km/h y ráfagas de hasta 250 km/h. Se prevé un incremento en su velocidad mientras continúa acercándose a las islas Bermudas, frente a la costa este de EE. UU., así como algunas fluctuaciones de intensidad en la noche de hoy y el jueves.

Lea También:  Huracán Fiona dejó un muerto y más de 12.000 desplazados en República Dominicana

Es probable que las ráfagas de viento continúen en partes del sureste de las Bahamas y las islas Turcas y Caicos este miércoles. Fiona podría llegar a las Bermudas —donde se mantiene una alerta de tormenta tropical— en las primeras horas del viernes, con precipitaciones, oleaje y marejadas que seguirán extendiéndose hacia el noroeste de Bahamas y la costa este estadounidense durante uno o dos días.

Here's the latest #GOESEast 1-minute IR and Visible imagery of Category 4 Hurricane #Fiona . Updates at https://t.co/JlGSqgHesk pic.twitter.com/c8ittG0QLA

— UW-Madison CIMSS (@UWCIMSS) September 21, 2022

El huracán ya causó algunas muertes y dejó muchos heridos en la República Dominicana y Puerto Rico, donde la mayoría de la población se quedó sin electricidad ni agua corriente. Los rescatistas siguen trabajando para llevar a los damnificados a lugares seguros.