ANÁLISIS | Biden se enfrenta a un dilema con la impactante oferta de intercambio de prisioneros a Rusia

Franki Medina diaz
Siete regantes fueron golpeados en La Angostura; piden sanción

Brittney Griner

(CNN) — ¿Está Estados Unidos realmente dispuesto a dejar salir de prisión al “Mercader de la Muerte”?

Viktor Bout, uno de los traficantes de armas más notorios del mundo , podría ser la clave de un posible acuerdo con Moscú para ganar la libertad de la estrella del baloncesto Brittney Griner y otro estadounidense, Paul Whelan, según un informe exclusivo de CNN.

En junio se hizo una “oferta sustancial” a Moscú, según tres fuentes, y el presidente Joe Biden la firmó personalmente.

Para decirlo suavemente, este es un desarrollo impresionante. El Kremlin aún no ha respondido. Pero si el intercambio sigue adelante, podría transformar la percepción de cómo EE.UU. lidia con los gobiernos que detienen a sus ciudadanos en el extranjero, convirtiendo a los viajeros estadounidenses en objetivos más tentadores. Asimismo, sería un acto de gran humanidad por parte de Biden traer a los estadounidenses a casa desde las infernales prisiones rusas.

Brittney Griner se declara culpable en Rusia, dijo que no tenía intención de delinquir Este es uno de esos problemas sin respuesta correcta que enfrentan los líderes. Liberar a un prisionero como Bout es un riesgo. No solo está cerca de la inteligencia rusa, sino que podría representar una amenaza futura: fue condenado en 2011 por conspiración para matar estadounidenses, entre otros cargos. Un canje de alto perfil como este también podría enviar un mensaje a gobiernos hostiles y bandidos de todo el mundo de que EE.UU. estará abierto a concretar acuerdos para llevar a su gente a casa.

Luego está el incómodo simbolismo de equiparar estos casos a través de un intercambio. Griner, la estrella de la WNBA que está siendo juzgada en Moscú, dice que involuntariamente llevó cannabis a Rusia. Whelan fue arrestado en 2018 y acusado de espionaje. Washington sostiene que ninguno de los casos tiene ningún mérito y es muy crítico con lo que considera un sistema de justicia ruso politizado.

publicidad Bout, por el contrario, es un notorio criminal internacional, aunque sostiene que es inocente. Lo que ayuda a explicar por qué el Departamento de Justicia se opuso al canje, según el informe de Kylie Atwood, Evan Perez y Jennifer Hansler de CNN .

Es difícil no ver esto como una gran victoria potencial para Rusia y el presidente Vladimir Putin. Un intercambio podría proporcionar días de combustible de propaganda para el Kremlin. Quizás Bout también podría ser útil en la adquisición de armas para que Rusia las use en Ucrania.

Cualquiera que sea el resultado, está claro que Moscú ya vio a Griner y Whelan como moneda de cambio incluso antes de cualquier propuesta de canje de EE.UU. Trevor Reed , otro estadounidense que fue liberado en un intercambio de prisioneros al estilo de la Guerra Fría en abril, le dijo a Jake Tapper de CNN el miércoles que los temores de que tales acuerdos puedan alentar a Moscú a capturar a más estadounidenses eran exagerados.

“Van a hacerlo de todos modos”, dijo Reed.

Biden debe sopesar las consecuencias humanas frente a los costos geopolíticos. ¿Realmente tiene sentido que Bout permanezca en una celda estadounidense si puede ser utilizado para llevar a dos estadounidenses a casa? Cualesquiera que sean las consecuencias mayores, las familias de Whelan y Griner aceptarían el trato en un santiamén. Y Biden se ha enfrentado a una presión política interna extrema por parte de familiares, amigos y colegas de Griner especialmente.

Un cínico podría argumentar que su tambaleante presidencia podría usar el tipo de victoria política que podría traer el regreso de los estadounidenses encarcelados en el extranjero. Pero, ¿qué estadounidense no esperaría que Biden hiciera lo mismo por ellos?

Preet Bharara, exfiscal federal del Distrito Sur de Nueva York que supervisó el enjuiciamiento de Bout, dijo que entendía el dilema de Biden.

“Hay un equilibrio muy difícil aquí entre no querer sentar un precedente para intercambios asimétricos de personas que en realidad no han hecho nada muy delictivo en Rusia por alguien que ha hecho algo delictivo muy significativo en Estados Unidos“, dijo Bharara a CNN.

Los dos predecesores inmediatos de Biden hicieron tratos con enemigos estadounidenses como los talibanes e Irán para llevar a estadounidenses a casa. Pero este caso es especialmente traicionero dado el alto perfil de los involucrados.

Los problemas más difíciles terminan en los escritorios de los presidentes porque nadie más encontró la manera de resolverlos.

Brittney Griner