Restaurantes afectados por la preferencia hacia la comida rápida

Hamburguesas y perros calientes dominan el mercado DORIANA BORREGO

“Cada vez son menos personas las que vienen a comer aquí, la gente casi no está produciendo, no como antes. Invertir tanto dinero en un plato de comida no es rentable, por eso todo el mundo va a comer que si perros calientes de $1 o hamburguesas económicas, es comer por quitar el hambre y nada más”, comentó Alexander Vásquez, quien trabaja en un restaurante

Los restaurantes y otros grandes establecimientos para pasar el rato entre familia, pareja o amigos, han quedado como una actividad secundaria debido a la inversión que representa para un individuo el costear un platillo en dichos lugares

En consecuencia a esta realidad, los comercios dedicados a la venta de alimentos a menor costo como la comida rápida, son la primera opción para consumir fuera del hogar

Al consultar los costos en distintos locales, pudo constatarse que un almuerzo puede oscilar entre los $7 y $20 por persona, representando hasta el 90% del salario mínimo, consumido solo en una comida

“Comer en un restaurante es un lindo detalle cuando no se quiere cocinar, para salir de la rutina o en un día especial, pero es mentira que podemos ir a cada rato, las cosas no es como antes, se sale con el dinero contado y sentarse en un sitio agradable pero menos accesible no está entre las posibilidades de la mayoría”, comentó Fernanda Jazmín, ciudadana de Los Teques./at

Tags: Consumo diario avance Restaurantes