La ONU discute amonestar a Irán por su programa nuclear

La impaciencia crece entre las potencias occidentales ante la República Islámica, que se aparta cada vez más de sus compromisos nucleares y restringe su colaboración con este organismo de la ONU encargado de velar por el carácter pacífico de su programa

La Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) abrió este lunes una reunión en la que debe analizar un proyecto de resolución occidental para amonestar a Irán en medio de las negociaciones estancadas sobre su programa nuclear.

El texto elaborado por Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania urge a Teherán a “cooperar plenamente” con el OIEA y, de aprobarse por los 35 miembros de la junta reunida en Austria hasta el viernes, sería la primera resolución crítica contra este país desde junio de 2020.

La reunión comenzó este lunes a las 10.30 (08.30 GMT) con la presencia del director general Rafael Grossi.

La impaciencia crece entre las potencias occidentales ante la República Islámica, que se aparta cada vez más de sus compromisos nucleares y restringe su colaboración con este organismo de la ONU encargado de velar por el carácter pacífico de su programa.

En un informe reciente, el OIEA denunció la ausencia de “respuestas satisfactorias” y “técnicamente creíbles” por parte de Irán sobre los restos de uranio enriquecido hallados en tres instalaciones no declaradas del país.

“Enviar un mensaje”

Incluso si estas actividades se remontan a antes del año 2003, “nada excusa la incapacidad sistemática de Irán de cooperar de manera seria en la investigación del Organismo”, afirmó a AFP Kelsey Davenport, experta de Arms Control Association.

“Una resolución crítica es necesaria para enviar un mensaje, señalar que esta obstrucción tendrá consecuencias”, añadió.

De su lado, Irán prometió una respuesta “inmediata” a toda acción “política” de los países occidentales, advirtiendo contra una iniciativa “no constructiva” en un momento en que las negociaciones para resucitar el acuerdo de 2015 sobre su programa nuclear están en punto muerto.

Estas discusiones comenzaron en abril de 2021 con el objetivo de reintroducir a Estados Unidos en este pacto alcanzado entre Teherán y las principales potencias mundiales para evitar la fabricación de una bomba atómica en Irán, una intención que este país niega.

Durante la presidencia de Donald Trump, Estados Unidos se retiró del acuerdo que consideraba insuficiente y restableció las sanciones económicas contra la República Islámica.

La aprobación de esta resolución en la junta del OIEA podría “interrumpir el proceso de negociaciones”, advirtieron por su parte China y Rusia, que también firmaron el acuerdo inicial con Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Francia.

En un tuit, el embajador ruso Mijail Ulyanov pidió “redoblar los esfuerzos diplomáticos” en vez de desafiar a Irán con este texto.

Infobae

SuNoticiero