BF News | Reactivación gradual: las cifras que dan esperanza

Juan Carlos Carvallo
Iván Redondo, el hombre del presidente

Y la capital del Atlántico, que a mitad de junio tuvo un pico de ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos muy superior al 90 por ciento, ha venido registrando una tendencia a la baja en nuevos casos positivos y fallecimientos . Esto, según el alcalde Jaime Pumarejo, significa que ya se ha superado el pico de la pandemia, por lo que la ciudad entró en un periodo de reactivación gradual y seguro que incluye la reapertura de aquellos negocios de comercio al por menor y con atención directa, previa inscripción y autorización de protocolos de bioseguridad

Parece que estamos pasando por la primera gran ola de contagios del covid-19, a unas cuantas semanas de superarla, al igual que el torbellino de información imprecisa en que estuvo sumergido el país. Y aunque el presidente Iván Duque extendió el aislamiento hasta el 30 de agosto, dio un mensaje positivo por la disminución de la tasa de contagios de los últimos días y dejó la puerta abierta para que las autoridades de algunas ciudades del país inicien un plan gradual de retorno a la normalidad.

Cartagena, por ejemplo, la ciudad que, a finales de marzo y abril, en el inicio de la pandemia, llegó a alertar a todos y estuvo en el foco de la discusión, ha logrado un equilibrio y su tasa de mortalidad bajó significativamente , el trabajo pedagógico comunitario puerta a puerta parece ser un de las claves en la mejoría de los indicadores. Esta semana abrieron 12 kilómetros de playas para que la gente pueda hacer ejercicio, caminar o simplemente mojarse los pies; y la Aerocivil declaró que el Aeropuerto Internacional Rafael Núñez tenía listos todos los protocolos de bioseguridad para una eventual reactivación.

Cifras de muertos y contagios: así comporta la covid por regiones El mes de julio en Colombia cerró con una cifra alentadora, los recuperados son casi 16 veces el número de personas fallecidas. Y aunque Bogotá y Barranquilla siguen siendo los centros urbanos con mayor casos positivos confirmados y fallecimientos, en ambas ciudades la situación parece llegar a punto de control.

En la capital del país, la alcaldesa Claudia López ha optado por mantener cierres estrictos de forma rotativa en algunas localidades para mitigar el número de contagios. Además, ordenó el aislamiento preventivo para todas aquellas familias en las que se detecte un caso positivo; todas aquellas personas que sufran de diabetes e hipertensión deberán quedarse en casa y tomar todas las medidas de autocuidado; y la implementación de un mejoramiento de los mapas epidemiológicos de los casos positivos que permitan conocer los contactos directos de los casos positivos que están por fuera del núcleo familiar.

Y la capital del Atlántico, que a mitad de junio tuvo un pico de ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos muy superior al 90 por ciento, ha venido registrando una tendencia a la baja en nuevos casos positivos y fallecimientos . Esto, según el alcalde Jaime Pumarejo, significa que ya se ha superado el pico de la pandemia, por lo que la ciudad entró en un periodo de reactivación gradual y seguro que incluye la reapertura de aquellos negocios de comercio al por menor y con atención directa, previa inscripción y autorización de protocolos de bioseguridad.

En Cali, aunque fueron extendidas medidas de restricción como el toque de queda y la ley seca, la positividad de casos covid-19, la letalidad y las posibilidades de complicación han registrado leve disminución. Eso sí, los ojos siguen en el comportamiento de la ciudadanía, pues en algunos sectores se siguen registrando rumbas caseras y violación de la cuarentena. Hoy, la ciudad tiene alerta naranja y roja sectorizada, y no se descarta entrar a cuarentena total por comunas.

Uno de los ejes en los que parece sustentarse la evolución que ha tenido la pandemia en el país han sido las acciones emprendidas desde el gobierno nacional y las alcaldías para lograr un incremento significativo en la capacidad de UCI para la atención de los pacientes de graves de coronavirus.

10.000 muertos por coronavirus, las historias de pérdida que deja la pandemia Bogotá, por ejemplo, también tuvo días duros con la ocupación, así el pasado 10 de junio declaró la alerta roja para las unidades de cuidados intensivos, razón por lo que el Distrito tomó la decisión de instaurar cuarentena sectorizada en las 16 localidades de la ciudad. Veinte días después, el panorama parece alentador, pues la Secretaría de Salud reportó una cifra de 88,5 por ciento en ocupación, el número más bajo en diecinueve días.

En otras regiones como el Chocó, en donde las necesidades del sistema de salud son evidentes, la pandemia hizo que por primera vez en su historia la red de salud pública contara con 10 camas de UCI, que sumaron a las 24 de la red de atención privada. Y en estos momentos s autoridades están a la espera de otras 72 que prometió el gobierno nacional.